Deja de mirar la temperatura que hace en la calle y busca mejor tomarte una copa (o dos) de esta maravilla a 14-16ºC. Ya verás como todo luce distinto.
¡Salud!